[Este text es va publicar en quatre parts a El Municipi. BIM, núms. 44, 45, 46, 48, entre 2001 i 2002]

I

[El Municipi. BIM, núm. 44, abril 2001, pp. 18-21]

El lugar al que denominamos “El Replà” era conocido antiguamente como la alquería de los Frailes de Caudiel, del Niño Perdido o de Márquez.

El nombre de “replà” comenzaría a utilizarse, a partir de 1859, cuando su dueño D. Anastasio Márquez empieza a cubrir delante de su alquería parte de la acequia, para dar entrada al jardín anejo a dicha alquería vía recta desde la puerta de la misma sin necesidad de rodar por el camino de la Rechenta (Actas, 7/9/59), dando lugar así a una explanada que por el desnivel del terreno formaba como un rellano o replà.

Con este nombre de “replà” se pasará, pues, a denominar en un principio a la explanada y luego, con el tiempo, a todo el lugar.

Precisamente en este lugar, era conocida ya desde antiguo una alquería, anterior a los mismos Frailes de Caudiel, cuya historia me dispongo ahora a relatar.

LA ALQUERÍA DE JOAN MARTÍ

Johan Martí de Nules, según el padrón de 1523 (115), poseía la alquería de son pare la qual afronta ab sequia davall y braçal den riba.

En el mismo padrón (104 vº), Juseff Fardo de Betxí, poseía ocho items o parcelas de tierra en Bonretorn donde tenía un corral y confrontaba ab camy de Bonastre, sequia davall e Joan Martí.

Según el padrón de 1527 (113 vº), Alonso Fardo olim nomenat Ubaydal Fardo fill de Jusset Fardo carnicer de Betxí, había agrupado en dos items, la herencia de su padre:

Primo dos quartons e cinch fanequades de terra regadiu ay corral anave en tres items afronten ab ell mateix e ab cequia jusana.

Item una jovada hun quarto e quatre fanequades de terra regadiu anaven en cinch items ab oliveres afronten ab bracall que parteix lo territori de Bonretorn camy de Bonastre e Joan Martí de Nules.

EI bracall que parteix lo territori de Bonretorn, era la fila de riego que desde la alquería del haver, hull de Bonretorn e sequia damunt (1545, 129 vº) cruzaba el territorio de Bonretorn.

Actualmente se la conoce como la fila Usó, antiguamente se Ia conocía como el braçal o la fila de Bonretorn (1587, 26 vº; 102 vº) y, también, como el braçal den Riba (1587, 138 vº; 111 vº).

Resulta así, que Alonso Fardo de Betxí poseía un corral y dos jovades de terra que lindaban con la alquería de Joan Martí de Nules y el braçal den Riba.

LA ALQUERÍA DE ALONSO FARDO.

Según la libreta cobratoria de la peita de 1534 (31), Alonso Fardo debió aumentar el patrimonio de su padre, con respecto a la de 1531 (32), con la adquisición de entre otros bienes de la alquería de Joan Martí.

Pues, resulta, que Bertomeu Martí, su heredero, sólo paga en 1534 (36 vº) tres sous de peita, cuando Joan Martí en 1531 (37) pagaba quatre sous quatre diners, de dos items consistentes, según el padrón de 1527 (122 vº), en una jovada de tierra, que en 1545 (123) vemos a nombre de Bertomeu Martí y, en la alquería.

De este modo, los dos items de Alonso Fardo, se verían aumentados a tres con el item de la alquería de Joan Martí.

Así, la heredad de Alonso Fardo quedaría formada por dos jovades de terra, una alquería y un corral que, lindaban ab bracall que parteix lo territori de Bonretorn, camy de Bonastre y cequia jusana que, en la libreta de la peita de 1534 (31), posseheix Hierony Fardo son fill.

LA ALQUERÍA DE HIERONY FARDO

Por su parte, Hierony Fardo, aumentará también la herencia de su padre con la adquisición de dos parcelas de tierra debajo de su alquería, que seguramente procederían de Tibici de Mascarell y de Madas.

Lo que explicaría que, en la libreta cobratoria de la peita de 1534, no aparezca ya Juceff Tibici de Mascarell como lo hacía en la de 1531 (36 vº) pagando un sou. Y que Miquel Madas de Mascarell vehi que solia esser de Bechi que, en la libreta cobratoria de la peita de 1534 (38) pagaba set sous, después ya no aparezca tampoco en el padrón de 1545.

Y no sólo esto, sino que donde se decía que confrontaban Madas y Tibici de Mascarell, se dirá después que afronta un nuevo propietario.

Así, en el padrón de 1545 (116 vº), se dice que Melchor Xufi, moro de Eslida, posee dos quartons de terra regadiu jusa olivar a Bonretorn afronta ab Jaume Simo y micer Pere Ferrer de Nules e Madas.

En este mismo padrón (122vº), micer Pere Ferrer de Nules posee un quartó y quatre fanecades regadiu afronten ab Madas y ell mateix y Jaume Simó, también de Nules (122), un quartó de terra regadiu de la cequia davall olivar afronta ab Pere Simó son fill e Tibici de Mascarell.

Se dice, así mismo, que Pere Simó (121 vº) poseía dos quartons de terra regadiu olivar a Bonretorn afronten ab Jaume Simó son pare camide Bonastre e Madas, y que estos son los que posee ahora Melchior Xufi de Eslida.

Posteriormente, en el padrón de 1566 (55), se dice que Jaume Simó, padre de Pere Simó, tenía hun quarto de terra regadiu afronta ab moro de Eslida, Joan Ferrer de Nules y Tomás Mascarell notari.

Resulta pues, que donde se decía antes Tibici de Mascarell se dice ahora Tomás Mascarell notari, y que donde se decía anteriormente Madas se diga, en el padrón de 1566 (55 vº), también, Thomás Mascarell.

LA ALQUERÍA DE TOMÁS MASCARELL NOTARI

Se dice, así mismo, en el padrón de 1545 (18 vº), que la alquería de Hierony Fardo con sus tierras la posee, precisamente, Thomás Mascarell notari de Vila-real del carrer maior. A saber:

Dos quartons y mig de terra regadiu jusa davall la sua alqueria ab oliveres anava en dos items afronten ab sedeny de Bonastre cequia jusana micer Pere Ferrer y Jaume Simó de Nules.

Como queda dicho, este item de Tomás Mascarell anava en dos items de Hierony Fardo que a su vez debió incorporar a la herencia de su padre de un item procedente de Madas y otro de Tibici de Mascarell.

Además, dos jovades de terra regadiu sobirà a la alqueria prop Bonretorn hay corral de bestiar y oliveres y moreres anaven en tres items afronten ab ell mateix sedeny en mig ab Agosti Jorda de Nules brasal que parteix lo territori de Bonretorn e sequia davall sedeny en mig.

Este item, como ya se ha apuntado, se forma de los dos items en los que había agrupado Alonso Fardo la herencia de su padre más el item de la alquería de Joan Martí que incorporaría después tambien al patrimonio familiar.

De este modo la heredad quedaría constituida por dos quartons y mig regadiu jusa davall la sua alqueria donde con el tiempo D. Anastasio Márquez plantará un jardín, y dos jovades de terra regadiu sobirà a la alqueria prop Bonretorn, como se puede ver en el plano que se acompaña.

Al respecto de esto, en el padrón de 1566 (36), se nos dirá que Tomás Mascarell nolari afronta ab Hierony Mucimi, el cual, a su vez, a Bonretorn afronta ab bracal den riba e Jusep Parri.

Buscamos a Jusef Parri (1545, 111 vº) y vemos que posee lo ort tancat a Bonretorn afronta ab parets de Bonretorn.

Dicho esto, y para enlazar los diferentes propietarios por los que irá pasando esta alquería, nos serviremos a modo de fil embastador, de una cafissada de tierra que aparece a nombre de Agostí Jordá de Nules.

Se dice, al respecto, que Agostí Jordá (1545, 124) posee una caficada de terra regadiu sobira ab oliveres era de Ali Alluix Albarder de Mascarell afronta ab Tomás Mascarell e sequia jusana sedeny en mig.

Según el padrón de 1527 (120), Ali Alluix poseía unas tierras de regadío en Bonretorn que lindaban con Jusseff Fardo de Betxí, olim moro, padre de Alonso Fardo, entre las que se hallaba una cafficada de terra regadiu ab oliveres afronta ab Johan Guasch.

En éste mismo padrón (38), vemos que Johan Guasch de Vila-real poseía un olivar que afronta ab brasal den riba e Joan Martí de Nules.

Siguiendo el hilo argumental de esta misma cafissada, vemos que Agostí Jordá que, en 1545 confrontaba con Tomás Mascarell, en 1551 (108 vº) lo hará con Jaume Monturgull.

LA ALQUERÍA DE JAUME MONTURGULL

Según esto, en el padrón de 1551 (68 vº), vemos que Jaume Monturgull de Morvedre (1523, 37 vº), habitante en el carrer damunt de Vila-real (1545, 85), cuenta entre sus propiedades con dos quartons y mig de terra regadiu jussa davall la sua alquería ab oliveres afronten ab sedeny de Bonastre sequia jusana Joan Ferrer fill de Pere e Joan Simo de Nules.

Y con dos jovades de terra regadiu sobira a la alqueria prop Bonretorn hay corral de bestiar y oliveres y moreres afronta ab Agosti Jorda de Nules.

En el llibre de cequiatge de 1555 (66) y en el padrón de 1559 (27 vº), se dice que Sebastiá Simó de Nules afronta ab Jaume Monturgull.

Posteriormente, en el llibre de cequiatge de 1563 (20 vº), vemos que, los dos quartons de terra regadiu jussa afronten ab cequia jusana ab cedeny de Bonastre. Y las dos jovades de terra regadiu sobira a la alqueria prop Bonretorn cedeny en mig, están a nombre de un tal Gombau de Nules.

LA ALQUERÍA DE MIGUEL GOMBAU

De acuerdo con esto, vemos en el padrón de 1572 (124 Vº), que Miguel Gombau de Nules tiene a su nombre, dos quartons y mig de terra regadiu jusa da vall la sua alquerIa afronta ab sedeny de Bonastre Joan Ferrer y Joan Simo de Nules.

Y dos jovades de terra regadiu sobira a la alquería prop Bonretorn hay corral de bestiar oliveres y moreres afronten ab Alami de Uxó sedeny en mig Agostí Jorda de Nules y marge o territori de Bonretonr.

Respecto a este marge, encontramos en el padrón de 1587 (113), cinch fanecades de terra regadiu sobira a Bonretorn afronten ab moreral de Centenar de Bechí cases de Bonretorn y marge que va a la alquería de Gombau.

Sabemos que en Nules llaman marge a lo que aquí llamamos braçal, así en el mismo padrón (111) se habla del braçal de la alqueria tella den Gombau o braçal de la cequia den Gombau (1611,102 vº), que es el bracall que parteix lo territori de Bonretorn o brasal den Riba, llamado así, tal vez, por un antiguo propietario de la alquería tella, que ahora tiene, den Gombau.

Sin que se pueda establecer, por el momento, una posible relación entre ambas alquerías, quiero señalar, no obstante, que en el padrón de 1362 se menciona ya una alquería, de la que se dice, que fou den Riba (37 vº; 102 vº).

Siguiendo la exposición, veremos que, en el padrón de 1572 (106), Antoni Xovi de Betxí posee tierras regadiu sobira a Bonretorn afronten ab brasal de riba ab Miguel Gombau de Nules y Mocimi de Bechi y Conde.

Así mismo, vemos que, en 1566 (45 vº), estas tierras que pertenecían a Hieroni Cabrillo también de Betxí y, que anteriormente eren de Pere olim Lopo Vellet de Bechi afronten ab brasal den Riba, Tomás Mascarell y Mucimi de Bechí.

Según el padrón de 1572 (94), Hierony Mucimi de Betxí posee quatre orts de terra regadiu sobira a Bonretorn que afronten ab bracal den riba e Tomás Mascarell notari.

Después, en 1587 (110 \P), se dirá que estas mismas tierras están a nombre de Antonio Conde de Betxí y, afronten ab bracal den riba ab parets de Bonretom y hereu de mossen Nofre Gombau.

LA ALQUERÍA DE MOSSÉN GOMBAU

En el padrón de 1587 (128 vº) la alquería solía esser de Miguel Gombau afronte ab Jaume Cahet e oliveres de Cosme Jorda de Nules.

Por una parte, vemos que las tierras que eran de Jaume Cahet de Estivella, y que ahora pertenecen a March Anthoni Gil de Vila-real (26 vº), afronten ab terres dels hereus de mossen Gombau e Antoni Conde de Bechi.

Esto significa que, la alquería de Miguel Gombau, debió pasar primero a mossen Nofre Gombau prevere vicari de la Esglesia parrochial de la vila de Nules (1551, 109), como se pone de manifiesto en 1602 cuando se habla de les terres de la alqueria de mossen Gombau (107 vº) y de la alqueria de mossen Gombau (102 vº); y después a sus herederos.

Lo que se prueba, también, con Antoni Conde de Betxí, que en 1572 (105) lindaba ab Miguel Gombau de Nules y después, en 1587 (110 vº), afronta ab hereus de mossen Gombau.

Siguiendo, de nuevo, el hilo conductor de la cafissada de Agostí Jordá, comprobaremos que ahora figura a nombre de Cosme Jordá fill de Agostí (1587, 133 vº), y que si antes lindaba, como se ha dicho, con la alquería solia esser de Miguel Gombau, ahora, afronta ab Anthoni Phelip Gasso.

También, Sebastiá Simó de Nules que en el padrón de 1559 (27 vº) afronta ab Jaume Monturgull, en el de 1587 (130 vº) lo hace ab Anthoni Phelip Gasso notari de Valencia.

LA ALQUERÍA DE ANTHONI PHELIP GASSO

A la muerte de mossén Nofre Gombau (1587, 132 vº), sus herederos debieron vender su herencia al notari de Valencia en Nules (1602, 123 Vº) Anthoni Pheliph Gasso.

En el Llibre de la Collecta de la peyta de 1581 (32 vº) se dice que Antoni Felip Saço notari de Valencia per ell Frances Ribes.

Esto significa, que la alquería y las tierras estaban arrendadas y que Francés Ribes paga por ellas la correspondienle peita.

La herencia de mossén Gombau, que posee ahora Anthoni Phelip Gasso, comprendía, según el padrón de 1587 (132), por una parte, las propiedades de Miguel Gombau (1572,124 vº) y, por otra, las del propio mossén Nofre Gombau (1572,120 i 126 vº).

Las que provenían de Miguel Gombau, eran las dos jovades de terra regadiu sobira ay Alquería a Bonretorn ay corral de bestiar oliveres y moreres afronten ab Alami de Uxo Augusti Jorda de Nules marge y territori de Bonretorn.

Y, los dos quartons de terra y mig regadiu jusa davall la alquería afronten ab cedeny de Bonastre cequia en mig Joan Ferrer Joan Simo de Nules.

En relación con Joan Simó fill de Jaume Simo, del que se dijo que, en 1545 (122), lindaba ab Tibici de Mascarell y, en 1566 (55), ab Tomás Mascarell Notari, y que en 1572 (120) lo hacía con Miguel Gombau de Nules, ahora, en 1587 (131 ve), se dirá que afronta ab terres del Convent de Sant Augusti de Valencia.

LA ALQUERÍA DEL CONVENT DE SANT AUGUSTÍ DE VALENCIA

Según esto, la alquería y las tierras que al principio fueron arrendadas pasarían, después, al Convent de Sant Augusti de Valencia, mediante un legado que otorgaría Antoni Phelip Gasso a los frailes Agustinos Calzados de Valencia, como a hereus de Phelip Gasso (1587, 138 vº), lo que explicaría que, en la libreta de la peita de 1584 (40 vº), se inscriban como de Antoni Phelip Qasso notari de Valencia poseeixen los frares de S. Augusti.

Será por esto, por lo que se mantiene junto al que se le hace el otorgamiento el nombre del otorgante, como queda recogido en el padrón de 1587 (132), donde se registra la herencia de mossén Gombau bajo el nombre de Antoni Phelip Çaço notari de Valencia posseheixen los frares de Sant Augusti, si bien, a todos los efectos, como se dirá en la libreta cobratoria de la peita de 1594 (42), posseheixela frares de S. Augusti.

Más tarde encontramos, en el padrón de 1602 (123 vº i 124 vº), que aquelles dos jovades dos quartons y mig de terra portava en dos items en lo trienni ppasat Antoni Phelip Saxo notari de Valencia en Nules poseexen los frares de Sant Agosti porten Hierony Alami, Gaspar Azuias Alami, Joan Rodrigues y Miguel Carrera de Uxo.

LA ALQUERÍA DE HIERONY ALAMI DE LA VALL

Según esto, la heredad que formaron los Fardo de Betxí y que poseexen los frares de Sant Agosti, pasarán a tenerla, posiblemente mediante compra, estos cuatro moriscos de la Vall d’Uixó.

Se ha apuntado, anteriormente, que Joan Simó lindaba ab terres del Convent de Sant Augusti de Valencia. Ahora, en el padrón de 1602 (115), el quarto de Joan Simó lo tiene Jaume Martí de Nules y, según el de 1611 (116), afronta ab Miguel Carrera, Gaspar Ausias Alami, Joan Rodrigues y Chauti.

Pere Jauti, que según el padrón de 1587 (128 vº) lindaba ab la alquería solia esser de Miguel Gombau, ahora lo hace, en el de 1602 (123 vº) ab Alami de la Vall.

Si miramos el padrón de 1611 (115 vº) vemos que Hierony Alami afronta ab Miguel Carrera, Gaspar Ausias Alami, Joan Rodrigues y Chauti, lo que significa que la alquería que poseían los frares de Sant Augusti de Valencia se encontrará ahora entre las propiedades de Hierony Alami de la Vall.

Por otro lado, como ya dijimos, la alquería de Miguel Gombau lindaba, entre otros, ab Alami de Uxo (1572, 124 vº).

Este, Auzias Alami de Uxo, dels Alamins de la Vall (1602, 118 vº), que en 1587 (129) lindaba ab hereus de mossen Noffre Gombau y, en 1602 (123 vº), ab Joan Rodrigues y Hierony Alami, sedeny de Bonastre en mig, en el padrón de 1626 (24 ve) la jovada de Auzias Alami, que figura a nombre de March Antoni Ximeno notari de Vila-real, lo hará ab els frares de Jesus de Nazaret del lloch de Caudiel sedeny en mig de la Regenta.

LA ALQUERÍA DELS FRARES DE CAUDIEL

Sabemos que, como consecuencia de la expulsión de los moriscos, a partir de 1609, las tierras de estos cuatro moriscos de la Vall d’Uixó (1611, 115-115 vº), pasarán a los frailes Agustinos de Caudiel (1633, 28), por lo que también la alquería de Hierony Alami se encontrará, a partir de ahora, entre las propiedades de los Frailes de Caudiel.

Por último, y abundando en lo dicho, si seguimos el hilo argumental de la cafissada de Cosme Jorda fill de Agostí, veremos que, en el padrón de 1611 (106 ve), aparece registrada ésta a nombre de Alexandre Qalema de Betxí y afronta ab terres de la alquería de mossén Gombau, mientras que, en el de 1633 (8) está inscrita a nombre de Pere Aguilella de Betxí y, afronta ab terres dels frares de Jesus de Narareth del lloch de Caudiel.

Dejamos aquí la historia de la alquería del Replà, que ya retomaremos en otro momento a partir de sus nuevos propietarios los Frailes de Caudiel.

II

[El Municipi. BIM, núm. 45, juny 2001, pp. 20-21]

Como dije, en el anterior número, la alquería que conocemos como El Replà, a consecuencia de la expulsión de los moriscos, pasará a pertenecer a los Frailes Agustinos de Caudiel.

Agustino Descalzo, según un grabado antiguo.

Desde entonces, y a lo largo de 200 años, estos frailes han formado parte de nuestra historia. Vemos en el dibujo que se acompaña un agustino descalzo según un grabado antiguo.

Sobre las propiedades de los frailes, en un documento de 1621 (R.A. Procesos lll, Ap.3401), se dirá, que les terres que son del convent y monestir de Jesús de Nasaret de Caudiel de frares descalsos del orde de St Angusti les quals terres eren de don Pedro Miralles y ans del duch de Cardona y les quals possehien moros expulsos per sa Majestad del present Regne de Valencia vasalls del dit Duch de Cardona en la Vall de Uxo y Serra de Sllida estan situades en los termens de les viles de Onda y Vilareal.

A este respecto, sabemos, que el rey Felipe lll hizo donación, el 22 de Septiembre de 1614 (Real 384,79-87), al Duque de Cardona, Señor de la Vall d’Uixó y de la Serra d’Eslida, de todas las tierras que sus vasallos moriscos poseían antes de su expulsión, en los términos de Onda y Vila-real, como recompensa de lo que se le perjudicó con la expulsión.

De este modo, la alquería de Hierony Alami de la Vall y demás tierras que al temps de la expulsio dels moriscos detenien y possehien en terme de la vila de Vilareal los moriscos vasals del duch de Cardona, les quals enapres son estades del dit Duch y després de Don Pedro Miralles y ultimament del Convent y frares de Jesús de Nasaret del lloch de Caudiel, como reseña un documento de 1622 (R.A. Procesos ll, S, 1468).

De unos testimonios recogidos en el anterior documento, entresacamos que los dits frares de Jesús de Nasaret tenen moltes terres y possessions en lo terme de Vilareal ço es en lo terme eo partida de Bonretorn y en moltes altres parts de la horta y terme de la dita vila que eren dels moros expulsos.

Lo que diu saber -el testigo- per haver conegut los amos de les dites heretats que posehien aquells com a verdaders senors y tambe per haver habitat en un moli olier de la regenta Sentis que ara es de don Martí Sentis y haver vist que los senors de les terres que huy posseheixen lo dit prior y frares anaven a fer lo oli de les oliveres que yha en dites terres a dit moli, conocido también como el molí de Bonastre (1611, 1 vº).

Otro testigo dirá, que tenent arrendat lo moli olier de Bellaguarda que esta en lo terme de Vilareal en lo any 1616 en 1617 los nebots de don Pedro Miralles anaren al dit moli a fer la oliada de totes les oliveres que ha en les heretats que don Pedro Miralles compra del Duch de Cardona.

A lo que añade el propio testigo, que ha hoyt dir a moltes persones que les terres que possehixen huy lo prior y frares de dit convent de Jesús de Nasaret les compra don Pedro Miralles del Duch de Cardona y a pres que les compra he hoyt dir ell que les ha donades als dits frares empero ell no sap ni ha hoyt dir de quien modo y manera les ha donades.

Para saber la causa de tal donación, tenemos que acudir al libro que sobre la Virgen del Niño Perdido publicó en 1720 Fray Diego de Santa Teresa.

Leemos en él, que el indiano Pedro Miralles, que en 1614 fue creado Noble y Caballero, fundó en 1616 en Caudiel un convento de Agustinos y que tenía previsto fundar otro en Begís su pueblo natal.

Para dotar dichas fundaciones había comprado les terres que possehihen olim moriscos vasalls del duch de Cardona en lo termens Realenchs de les viles de Onda y Vilareal los quals moriscos habitaven en la Vall de Uxo y Serra de Slida les quals terres han pertanygut al dit convent y monestir ab titol de donasio per a fundacio del dit convent feta per don Pedro Miralles senor de totes les dites terres les quals son propies del dit convent, como se apunta en un documento de 1620 (R.A. Procesos ll, S, 1284).

Por lo que, Fray Diego, dirá que Don Pedro Miralles hizo donación en 1619 al convento de Caudiel de las tierras que poseía en Onda, mientras que la propiedad de Vila-real la quería destinar al convento que pensaba fundar en su pueblo, mas como no pudo llevarse a efecto dicha fundación, en 1620, agregó el goze de dicha hazienda al Colegio de Caudiel.

Otro testimonio, recogido en el documento de 1622, nos dirá, al respecto, que tenenit lo pare de ell arrendat lo moli de Jaume Blau en lo any 1619 o, 1620 poch mes, o menys los dits frares anaven al dit moli, conocido también como de Bonretorn (1611, 21 vº), a fer lo oli de les oliveres que tenen en les terres que estan en lo terme de Vilareal.

Entre las posesiones que en el término de Vila-real tenía lo convent y monestir dels frares de Jhs de Nasaret del orde de St Agosti descalsos del lloch de Caudiel, en el padrón de 1633 (28-29), aparecen los dos quartons y tres horts y una fanecada y miga de terra regadiu afronta ab Miguel Carrera, Gaspar Ausias Alami, Joan Rodriguez, Jauti y March Antoni Gil, que en 1611 (115 vº) estaban a nombre de Hierony Alami y donde, en 1587 (132), se decía que ay Alquería a Bonretorn.

Según el Libro de Consultas antiguo del Convento de Caudiel, como nos dirá Pedro Morro, en su Memoria sobre la lmagen y Santuario de la Virgen del Niño Perdido de Caudiel, 1923 (158), en 4 de Octubre de 1674, los Padres de la Consulta, determinaron que de las 94 libras anuales que debía dar Francisco Garafulla para el sustento de la Comunidad, diese 14 en 14 arrobas de aceite y las 80 restantes se le diesen para la obra que había de hacer en la casa de Onda y Villarreal, que se había arruinado, haciendo perder 2000 arrobas de algarrobas al rentero.

El tal Francisco Garafulla debía ser hijo de Vicente Garafulla del que Fray Diego dirá que era Arquitecto o Maestro de Obras.

Vistas después por el P. Provincial y el P. Rector la necesidad de la obra y su importancia, la adjudicaron por auto de Notario que recibió Vicente Ximeno a favor de dicho Garafulla para pagarse de dicha obra por espacio de siete años, los cuatro primeros en la forma indicada y los siguientes a 300 libras cada año, lo cual indica que la obra costó más de 1.200 libras.

Una vez realizadas las obras, que debieron finalizar en 1682, el propio Fray Diego nos dirá que en las haziendas de Villarreal tenemos, pues, una Alquería, sita en el Termino que llaman de Bonretorn, donde viven los Administradores de dichas Heredades, y posan los Religiosos quando van a cuydar del cultivo de sus campos. Aquí se dispuso en el puesto mas decente un Oratorio, donde se celebra el incruento Sacrificio todos los dias festivos con sumo consuelo, assi de los que habitan, como de otros muchos Terratenientes, que viven en algunas casas de aquella circunferencia.

Sabemos, como anotará después el mismo Fray Diego, que en 1683, colocase la Santa lmagen del Niño Perdido en nuestra Alquería de Villarreal, y resplandece en maravillas como trataremos en otra ocasión.

NOTA: Al igual que al Duque de Cardona, el rey Felipe III, hizo donación al Marqués de Guadalest, el 5 de Diciembre de 1614 (Real 383, 141-149 vº), de las tierras que poseían en Vila-real sus vasallos moriscos de Betxí, como otorgó también al Marqués de Quirra, Señor de Nules, el 23 de Diciembre de 1614 (Real 384, 160-169), las tierras que los moriscos expulsados de Vilavella, Mascarell y Moncofa tenían en Vila-real, así como donó también a la Duquesa de Villahermosa, el 20 de Junio de 1615 (Real 386, 158 vº-169), las tierras que poseían sus vasallos moriscos de Artana en el término de Vila-real.

Por lo que, en el padrón de 1633 (23), encontraremos que el Marqués de Guadalest, afronta ab terres del Duch de Cardona ab lo Marques de Quirra y ab lo Duch de Vilafermosa.

III

[El Municipi. BIM, núm. 46, octubre 2001, pp. 20-21]

Entronización de la Mare de Déu del Niño Perdido en el Oratorio de la Alquería de los Frailes de Caudiel en 1683. Talla en madera del Pí de Cap de Terme, realizada por Toni Bartoll de Figueroles, 1998.

Diximos yá, que dijo fray Diego de Santa Terecomo el Noble, y piadoso Caballero Don Pedro Miralles nos hizo donación de sus haciendas de Villarreal a 9 de Abril de 1619.

Nos dirá también, como el rector del Colegio de Caudiel fray Sebastián de la Virgen del Camino, singular devoto de la Virgen del Niño Perdido, fue a Villarreal a visitar las haziendas y encaminándose al Oratorio para decir Missa, le pareció, que en aquel Altar sería bien colocar a la gran Reyna de Perdidos, dexandola por Patrona de aquel Oratorio, como ya en Caudiel lo era del Colegio.

Mandó luego hacer un Quadro de nuestra Señora; pusolo en dicho Altar con gran decencia, y exhortó a todos, mas que con sus palabras, con su exemplo, á que la tratasen con gran veneración, y mucho culto.

Assi se portavan aquellos piadosos Labradores, que juntos con los de otras Alquerías, solian rezarle su Rosario, y obravan algunos piadosos exercicios en su obsequio. Desde el mismo año de su colocación, que fue el de 1683, comenzó esta Sagrada Efigie a resplandecer en continuas maravillas, como es voz, y fama pública en toda aquella comarca. Como se dirá ahora.

En un documento fechado en 1724 (A.R.V. Escribanía de Cámara, 58), se dice que el Colegio de Caudiel por dote de su fundacion posehe una Alquería y diferentes tierras en el termino de la villa de Villareal y que de tiempo inmemorial, ha havido arrendadores en dicha Alquería y tierras.

Hacia 1686 debió tomar en arriendo la alquería nombrada de los Padres de Caudiel, puesta en el termino desta villa al citio de Bonretorn y tierras anexas (A.M.V. nº 3149), Miquel Usó de Betxí.

En el Libro de Matrimonios de la parroquia de Betxí, a 3 de agosto de 1661, se encuentra la partida de boda de Juan Uso hijo de Andres Uso y de Catalina Monton en la que actúa de testigo Miguel Uso.

Así mismo, el 13 de enero de ese mismo año, se registra la boda de Geronima Monton doncella hija de Cristoval Monton donde figura también como testigo Miguel Uso.

Todo parece indicar que Miquel Usó era hijo de Andres Uso y de Catalina Monton. Andres de Usso, como se apunta en un acta matrimonial de 5 de junio de 1556, era texedor.

Por su parte, en el libro de defunciones hay asentada una partida, a 10 de Agosto de 1657, en la que se dice que di eclesiástica sepultura a Andres de Uso frances en el simenterio recibio el sacramento de la extremaunción que el de la eucaristía no pudo por accidente.

Miquel Usó contrajo matrimonio con Tomasa Ribera de la Vilavella. Así, en el Capatró de la Peita de la vila le Nules de 1663, folio 271 vº, se puede leer una nota al margen de unas tierras de Berthomeu Ribera de la Vilavella en la que dice, Miquel Usso gendre de dit Ribera.

Estas mismas tierras, en el Capatró de 1682, folio 296 vº, están a nombre de Miquel Usso de Bechi, y dice que eren de Berthomeu Ribera son sogre.

La boda de Miquel Usó y de Tomasa Ribera debió de celebrarse en Vilavella y allí debió nacer también, en 1666, su hijo Miquel Usó menor, pues en 1730, dixo ser de edad de sesenta y quatro años (A.M.V. nº 3149).

Después, debieron trasladarse a Betxí pues, el 13 de Septiembre de 1674, fue bautizada Thomasa hija de Miguel Uso y de Thomasa Ribera conyuges.

También en Betxí, el 23 de Agosto de 1683 se dio eclesiástica sepultura en el cementerio a Tomasa Ribera pobre recibio todos los sacramentos.

Al año siguiente, en el libro de matrimonios de la parroquia de Vila-real, a 14 de Junio, se dice que, despossi y oiren missa Miquel Usso viudo per mort de Tomasa Ribera de la villa de Bechi ab Esperança Garcia viuda habitant en Villa Real.

El matrimonio debió de establecerse en Betxí pues, el 21 de Octubre de 1685, fue bautizada Vicenta Tomasa Esperansa hija de Miguel Uso y de Esperansa Garcia.

Será a partir de entonces cuando, en el padrón de Bienes de Vila-real de 1687 (A.M.V. nº 1140), se podrá encontrar a Miquel Uson habitando en la alquería de los frailes de Caudiel; y en el de 1690 (863) a Miquel Usson pagando vehinatge.

El 3 de marzo de 1691 se registra, en la parroquia de Vila-real, el bautismo de Jusepa Maria filla de Miquel Uso y de Esperança Garcia conyuges.

En el padrón de 1693 (s.c. s. XVII), Miquel Uson paga de nuevo sólo el vehinatge. Lo que significa que no tiene propiedades. Mientras que en el de 1696 (864), Miquel Uso paga como propietario de unas tierras que se li establi en lo present any.

En nota marginal se dice que estas tierras ten Miquel Uso son fill y la viuda de Miquel Uso. Por lo que dirá después su propio hijo, Miquel Usó, debió morir ese mismo año.

Miquel Usó menor, como dirá él mismo en 1730 (A. M.V. nº 3149), después de muerto el dicho su padre quedo en arrendador de dicha Alquería por mas de veinte y ocho años, y que después que el testigo dexo la referida alquería la arrendo Pasqual Palau, la que sabe tuvo arrendada quatro años, y que después del dicho Palau entro en el arriendo de dicha alqueria Joaquin Ribelles.

Sabiendo que el tal Ribelles arrendó la alquería y tierras agregadas a los ocho dias del mes de março de 1728 (A. M. V. nº 2700) y que Pascual Palau la tuvo arrendada cuatro años, se llega a saber que Miquel Usó menor termina en 1724 su arriendo de 28 años, lo que confirma además la muerte de su padre en 1696.

De este modo, desde 1696, como nos dirá fray Diego, habitava en nuestra Alqueria de Villarreal Miguel Usó, como Administrador de aquella Hazienda, y a 17 de Enero de 1713 se puso á cortar un grande olivo para el trujal de azeyte que tiene dicha casa, el qual con tronco, y ramas pesaria mas de 70 arrobas.

Teníale yá por todas partes descarnado, y al tiempo de querer echarle á tierra, á los primeros golpes de la segur, cayó de improviso sobre él, sin quedarle tiempo para poder apartarse del peligro.

Viéndose tan arriesgado, invocó al verlo caer á la Sacratísima Virgen del Niño Perdido: pero le cogió el golpe tan de lleno, que con su violencia, no solo le derrivó a tierra, sino que su rostro lo dexó casi sepultado.

A todo esto estava presente Juan Flos su cuñado, el qual viendo tan fatal desgracia, llamó también en su amparo a esta Celestial Princesa. Corrió para él, teniéndole yá por muerto, y llamándole, notó, que le respondia, aunque con una voz muy atenuada, y confusa.

Restavale la mayor dificultad en quitar de sobre su rostro aquel enorme peso, que naturalmente avia de abrumarlo: pues aun despojado de sus brazos, y ramas, aquel tronco apenas podian arrastrarlo dos esforzados novillos.

Aquí es quando viendo Juan Flos, que le faltava para esta empressa el aliento, volvió á invocar de lo intimo de su corazón á la piadosa Madre de Perdidos; y lleno de viva fé, y de una enorme confianza en el auxilio de esta gran Señora, abrazandose con el arbol, lo apartó con tanta facilidad, como quien mueve una pluma.

Levantóse luego Miguel Usó con el rostro lleno de tierra, y reconociéndole todo el cuerpo, ni le hallaron quebranto, ni lesión alguna. Uno, y otro admiraron el sucesso como especialísimo prodigio: éste, por no aver experimentado daño viniendo violentamente sobre él volumen de tanto peso: y aquel, por aver movido con tanta facilidad un arbol, que no solo excedia su brio, sino el de muchos hombres esforzados.

Todo esto deponen como testigos oculares, y añaden, que otros prodigios como éste han sucedido en diferentes personas, y que todo es público, y notorio, particularmente entre los habitadores del termino de Bonretón, donde está nuestra Alquería.

En una próxima ocasión trataré de los habitadores de aquella comarca.

IV

[El Municipi. BIM, núm. 48, març 2002, pp. 22-27]

Además de lo dicho sobre lo ocurrido a Miguel Usó, fray Diego de Santa Teresa nos dirá, que otros prodigios han sucedido en diferentes habitadores del Término de Bonretón.

Nos cuenta, que se ha experimentado muchas vezes, que en llevando azeyte á la lampara de su Oratorio quando ay algun enfermo de peligro, si su dolencia no es morlal, encendiendo dicha lampara haze una luz muy clara, y permanente; pero si ha de morir, aunque le infundan el azeyte mas claro, y mejor de todo elTermino, se manifiesta su luz remissa, tibia, y amo¡7ecida, y el color del azeyte se pone como sanguinolento. Assi se tiene advertido en diferentes lances, y ocasiones, y en diversas personas, que han estado enfermas, y sanaron de sus accidentes, y otras que murieron; como son Miguel Beral, Maria Marco, Cecilia Ferrer, y otros muchos.

A partir de estos nombres que nos da fray Diego, vamos a conocer a los primeros alquerieros de quienes tenemos noticia y las alquerías donde habitaban.

MIQUEL VERAL Y MARÍA MARCO

Miquel Veral era hijo de Antoni Veral y de Maria Marco, habitants en lo moli lngles, fue bautizado en Vila-real, con su hermano gemelo Cristófol, el 23 de febrero de 1696, actuando de padrino Miquel Uso menor.

Anteriormente, estuvo de molinero Joan Borras, viudo del moli de Yngles, que contrajo matrimonio, el 23 de agosto de 1679, con Maria Ferrer viuda de la vila de Nulles.

Unos años después estará, de estatger en el moli de lngles, Antoni Veral, como podemos leer en la partida de bautismo de Juseph Veral, fill de Antoni Veral y de Maria Marco conyuges, celebrado el 2 de diciembre de 1689, foren padrins Miquel de Casalta y Esperança Garcia tots parrochians nostres del moli de lngles.

Esperança García, como ya se dijo en el anterior capítulo, era la mujer de Miquel Uso mayor. Por su parte, Miquel Casalta era el marido de Maria Veral filla de Antoni Veral y de Maria Marcho conyuges, según la partida de boda celebrada en Vila-real el 11 de junio de 1689 y, como se prueba también, por la partida de bautismo de su hijo Miquel celebrado el 9 de diciembre de 1690.

Miquel Casalta aparece en el impuesto de la tacha de 1695 junto a Antoni Queralt que era el dueño de la alquería y moli olier que en el padrón de 1675 pertenece a Jaume Blau y que en el de 1626 figura como la alqueria eo moli olier a Bonretorn.

La heredad de los Blaus, en el territori de Bonretorn, de acuerdo con el padrón de 1587, se extendía junto al cami real de Valencia entre el cami que va a Artana y el braçal de Bonretorn. Es decir, entre el Ticasa y la fila Usó.

En 1690 Antoni Queralt habitaba en dicha alquería por lo que figura en el padrón pagando el correspondiente vehinatge. En el padrón de 1693 Antoni Queralt tiene a su nombre la alquería y moli olier derrocat.

En el padrón de 1696 Antoni Queralt habita en su alquería y junto a él aparece Miquel Casalta pagando el vehinatge. Lo que significa que se ha restaurado el molino y habita en él Miquel Casalta. Así en la tacha de 1698 junto a Joseph Sansano, que habita la alquería que era de Antoni Queralt, figura el estatger del moli de Blau.

Lo que se pone de manifiesto cuando, el 19 de diciembre de 1698, fue bautizada Esperança Maria filla de Jusep Çançano y de Luisa Veral conyuges, foren padrins Antoni Veral y Batista Perez en la alqueria del Dr. Blau terme de la present vila.

Según esto, Joseph Sansano habita la alquería y Miquel Casalta el molino restaurado. Poco después, a la muerte de Antoni Veral, moliner de lngles, que debió ocurrir hacia 1699, Maria Marco, su viuda, se traslada al moli de Blau y su yerno, Miquel Casalta, al moli de Ingles.

Se prueba esto, porque en el impuesto de la pecha de 1700 la viuda de Antoni Veral aparece junto a su otro yerno Juseph Sansano cuando en la pecha de 1698 lo hacía el estatger del moli de Blau; y porque en la pecha de 1700 figura Miquel Casalta donde en la de 1715 lo hará el moliner de lngles.

Además, en el Judiciari de 1712 se dice que la viuda de Miquel Casalta habita en lo moli de lngles y en el padrón de 1714 María Veral viuda figura como moliner de lngles. Al morir su marido, María Veral, el 16 de mayo de 1714, contraerá segundas nupcias con Gabriel Calbo, gendre de na verala, como se dirá en el Equivalente de 1719.

Después, el 27 de febrero de 1715, María Marco hará donación, ante Evaristo Ferrando, a su hijo Joseph Veral, que va a contraer matrimonio con Maria Canós, de la casa de campo que linda de un lado con casa Juseph Sansano, de otro lado y a la parte de abaxo con tierra de dicha donadora y de frente con el camino real. Actuando de testigos Juseph Sansano y Juseph Sales.

Como queda dicho, Juseph Sansano y su suegra habitaban, el uno en la alquería del Dr. Blau y la viuda de Antoni Veral, según el padrón de 1714, en la casa y corral de ganado olim lo moli dels Blaus. Lugar que se conocerá después como la alquería Veral (Protocolo de 1750) y la fillola que, según el padrón de 1675, cruzaba aquella heredad como la fila Veral. Hoy se conoce, aquel lugar, como la plaçeta del taronger.

Según el testamento de Juseph Sansano, que se conserva en el protocolo de 1728 del notario Evaristo Ferrando, de su único matrimonio con Luisa Veral, tuvo tres hijas: María, Josepha y Manuela.

Por otra lado, el 27 de junio de 1713, Juseph Sansano bautizó en casa per necessitat a Juseph Pasqual fill de Jusep Sales y Jusepa Veral, según el acta del exorcismo practicado el día después en la parroquial de Vila-real, donde actuará de padrino el mismo Juseph Sansano y María Marco.

Que Joseph Sansano bautice al hijo de Juseph Sales en casa per necessitat, indica que Juseph Sales vivía cerca de Joseph Sansano y también de su suegra María Marco ya que las tierras que en 1712 había comprado a la viuda de Simó Bonafont, ante Evaristo Ferrando, formaban parte de la heredad de Jaume Blau, que en el padrón de 1642, había distribuido entre su hijo Jaume Blau y su yerno Evaristo Salon; y que en 1698, la viuda de Salon, Prisca Blau, venderá su parte a Simó Bonafont (A.M.V. nº 2348).

Simó Bonafont que, según el padrón de 1696, habitaba en el carrer de dalt de Vila-real, trasladará después su residencia a una alquería sita en dichas tierras, pues en 1704 figurará pagando el impuesto de la pecha y de la sal en el lugar que en 1715 lo hará Juseph Sales.

Las tierras de Juseph Sales, según el padrón de 1714, afronten ab cami Real de Valencia, herencia de Jaume Blau, Miquel Miralles de Bechi y Juseph Gomes.

La herencia de Jaume Blau pasará a Antoni Veral y a Juseph Sansano. La parte de Antoni Veral a su hijo Joseph. El cual la venderá en 1735 al mercader de Valencia Vicente Hernandiz.

La de Miquel Miralles de Betxí pasará por diferentes herederos hasta Antoni Miralles de Nules que en 1720 la venderá a Miquel Usó menor.

La heredad de Juseph Gomes pasará después, por compra, a Cristóbal Piquer de Betxí.

Por estos datos sabemos que los ocho jornales de Juseph Sales pasarán después a Gabriel Sansano ya que, según el protocolo de 1746, lindan de lados Miguel Ussó menor y Vicente Hernandiz, arriba camino real y baxo Cristóbal Piquer. En donde, según el padrón de 1726, ay alquería.

A la hora de partir la herencia de Gabriel Sansano, la alquería y cinco jornales de tierra quedarán para su viuda Rosa Perez, que de este modo lindará de un lado Miquel Uso menor, de otro el jornal de tierra que se le deve adjudicar a Luis Sansano, arriba camino real y baxo Cristóbal Piquer y frayles de Caudiel.

Según los datos recogidos, la alquería de Juseph Sales, estaría situada en la actual casa de Adoración lbáñez Romero, en el Camí Real nº 25, conocida también como la casa dels tres arcs, ya que se trata de una casa de factura antigua que se encuentra próxima a la heredad de Miquel Uso menor, braçal de Bonretorn o fila de Usó en medio, que se conocerá después como el pany de Valentí, donde antiguamente existía Bonretorn, y cercana al Camí Real.

CECILIA FERRER

Cecilia Ferrer como Miquel Veral, serán de los que murieron, porque de Miquel Veral sólo conocemos su partida de bautismo y de Cecilia lo que dice fray Diego, ya que no hemos hallado ni siquiera su filiación cristiana.

Cecilia será hija de Cristóbal Ferrer y de María Ribelles, que en 1696 figuraban ya como cónyuges apadrinando a Cristòfol, hermano gemelo de Miquel Veral.

Al igual que su hermano y sus dos hermanas, que nos consta le dieron sus padres, Cecilia será bautizada en Burriana, ya que su padre sería el arrendador de la alquería de Carabona como, según el protocolo de Evaristo Ferrando, lo era en 1709.

Cristóbal Ferrer era hermano y cuñado de Juseph Ferrer.

Así, el 15 de julio de 1698, en Vila-real, fue bautizada María filla de Juseph Ferrer y de Cecilia Ribelles conyuges foren padrins Chochim Ribelles y Maria Ribelles habitants en la Regenta terme de la present villa.

También, el 29 de enero de 1702, fue bautizado Juseph fill de Juseph Ferrer y Cecilia Ribelles conyuges foren padrins Frances Ribelles y Cecilia Val conyuges tots parroquians nostres.

Francés Ribelles era el estatger de la Regenta (A.M.V. nº 808; 809); en donde, según el Libro de la Administración de la Pecha de 1700, habitaba amb el fill i el gendre.

Su hijo será Chochim Ribelles que, como queda dicho, apadrina en 1698 a su sobrina María Ferrer y en 1728, siendo vecino de Burriana, arrendará las tierras y alquería de los Frailes de Caudiel, como trataremos en el próximo capítulo.

Y su yerno, Juseph Ferrer. El cual, falleció antes del nacimiento de Cristofol, fill del quòndam Juseph Ferrer y Cecilia Ribelles conyuges, como se hace constar en su partida de bautismo celebrado el 30 de julio de 1709.

Cecilia Ribelles a la muerte de su marido contraerá nuevo matrimonio con Joseph Torres. Así, el 11 de abril de 1714, en la iglesia parroquial de Betxí, vemos que será confirmado Joseph Torres hijo de Joseph y de Cecilia Ribelles.

Según un documento que se localiza en el Archivo del Reino, Escribanía de Cámara nº 92, fechado en Burriana el 16 de Marzo de 1717, Cristóval Ferrer y Joseph Torres labradores vesinos de la villa de Villarreal y moradores desta villa de Burriana en las Alquerías nombradas de la Rigenta y Carabona son, respectivamente, los arrendadores de dichas heredades.

Cristóbal Ferrer, como dirá él mismo en este documento, tiene 58 años. Y en él consta que tuvo un hijo llamado Joseph Ferrer, morador en la alquería de la Regenta. Además en las confirmaciones celebradas en Betxí, fueron confirmadas también, el 11 de abril de 1714, Teresa y Vicenta Ferrer hijas de Cristóbal y María Ribelles, y hermanas y hermano de la difunta Cecilia Ferrer.

Por su parte, Joseph Torres tenía 40 años. Y el 21 de Marzo de 1714, en la iglesia parroquial de Vila-real, fue bautizada Jusepa filla de Jusep Torres laurador y Cecilia Ribelles conyuges; y el20 de marzo de 1717 su otro hijo al que pusieron de nombre Joachim.

Mas tarde, en la libreta cobratoria del Equivalente de 1720, Juseph Torres figurará como arrendador de la Rigenta.

JUANA BAUTISTA PÉREZ

El mismo fray Diego de Santa Teresa, para confirmar aún más este singular prodigio nos dirá, que la muger de Bautista Revertér (no expressa el Auto su nombre) estando enferma, aviendo recibido todos los Santos Sacramentos, y quedando desahuciada de los Medicos, que la davan sin remedio alguno humano, menos que no fuesse sobrenatural, embió azeyte para la lámpara de dicho Oratorio.

Los interesados de esta muger preguntaron a Miquel Usó, si avia notado, ó en el azeyte, ó en la luz algun señal? Respondiéndoles, que lo avia advertido con desvelo; pero que la luz estava resplandeciente, y el color del azeyte sin mudarse: y que así esperava en Nuestra Señora, que no moriría de aquella enfermedad.

Llegó esta muger á los ultimos alientos, padeció los postreros parasismos, y agonias: pero en el termino de unos ocho dias logró milagrosamente la salud. Este lance sucedió año 1713.

Fray Diego no dirá, por no expresar el Auto su nombre, cómo se llamaba la mujer de Bautista Reverter. Dato que encontraremos en la partida de bautismo, celebrado en Vila-real, el 6 de enero de 1697, de Felipa, Baltasara, Batista, Jusepa, filla de Batiste Reverter y de Batista Perez conyuges tots desta.

Unos años después, el 25 de enero de 1702, será bautizada Maria Antonia filla de Juseph Sansano y de Lluisa Veral conyuges, donde actuará de madrina la misma Juana Batista Peres y de Reverter.

Juana Batista Peres será, pues, el nombre de la mujer de Bautista Reverter, que al igual que Maria Marco, mujer de Antoni Veral, al decir de fray Diego, han estado enfermas, y sanaron de sus accidentes.

Sin embargo, dos años después, en 1715, Batista Perez falleció, según consta en la carta de pago, que se guarda en el protocolo de 1725 de Evaristo Ferrando, que el clero de Vila-real libró a su hijo Bautista Reverter menor por las costas del entierro de su difunta madre.

Batiste Reverter, según el padrón de 1710, poseía unas tierras que afronten ab terres de la Regenta y fila. En el Vecindario de 1730 se dice que posee terra y alquería.

En un escrito de 1746 (A.M.V. nº 3735) se dice, al respecto, que su hijo Batiste Reverter menor posee una cassa de campo con trese jornales de tierra huerta a ella anexos lindes de un lado tierras de la Regenta de otro Joseph Reverter arriba Frayles de Caudiel y baxo Francisco Ussó.

Según estos datos, la alquería de Batiste Reverter estaría en el actual pany de les Morenes por donde cruza precisamente la fila llamada de Reverter.

Y MUCHOS OTROS

Además de todos estos nombres ya apuntados, habitaban por entonces aquellos contornos otros alquerieros cuyos nombres aparecen en la pecha de Vila-real de 1715 -1716, a saber:

Frances Usso. Según la libreta cobratoria del Equivalente de 1713, era el germa de Miquel Usso. En el padrón de 1717 se registra pagando el vehinatge.

El germa de Usso, como figura en el padrón de 1714, estaba casado con Maria Adsuara según leemos en la partida de bautismo de su hijo Miquel celebrado en Vila-real el 29 de enero de 1712.

Después, se le conocerá a Francisco Usó una casa de campo en una heredad que estará a su nombre en el Vecindario de 1733, que afronta ab terres de la Regenta y cami de Burriana; debajo, como queda dicho, de la alquería y tierras de Batiste Reverter.

Por estos datos, podemos situar la alquería de Francisco Usó, junto al cami de la ratlla de Burriana, en lo que actualmente conocemos como el pany del Silverios.

Miquel Usso. Como se dijo en el anterior capítulo, desde la muerte de su padre, en 1696, era el administrador de las tierras y alquería de los Frailes de Caudiel.

Según nos cuenta él mismo en su testamento, que se conserva en el protocolo de 1754 del notario Pascual Angel Girona, estuvo casado en tres ocasiones.

La primera con Jacinta Gallart de quien tuvo tres hijos. El primero llamado Miguel que fue bautizado el 11 de marzo de 1700; el segundo, Vicente, bautizado el 5 de octubre de 1705; y en tercer lugar, María, que fue bautizada el 17 de Diciembre de 1708.

De su esposa, Jacinta Gallart, sabemos que actuó de madrina en el bautismo de un hijo de Francisco Usó y María Adsuara llamado Miguel que tuvo lugar el 3 de marzo de 1714.

Más tarde, el 12 de abril de 1717, Francisco Usó y María Adsuara bautizaron otro hijo al que llamaron Joseph del que fueron padrinos Miguel Usó labrador y Josepha Navarro consodes.

Lo que significa que Miguel Usó enviudó y contrajo de nuevo matrimonio con Josepha Navarro de quien tendrá dos hijos; Pasqual, bautizado el 18 de abril de 1718, y Josepha, que lo será el 10 de mayo de 1720.

De nuevo se desposará, por tercera vez, con Lluisa Veral, viuda de Joseph Sansano, de quien no tendrá hijos.

Miquel Usó con su familia vivirá, entonces, en la alqueria de Usso dita alqueria dels frares de Caudiel según el padrón de 1730, donde se conocía un trujal de azeyte que tiene dicha casa, conocido también como el molí de Usso (A.M.V. nº 1020).

Jaume Sans. Se casó, el 17 de septiembre de 1701, con la viuda Maria Cabrera de Jaume. Según el padrón de 1702, habitaba en Vila-real en el arrabal de Valencia. Después aparecerá su nombre entre los que vivirán en las alquerías.

María Cabrera y de Sans, como aparece en el padrón de 1702, hereda de su padre Jaume Cabrera la torre y corral que éste tiene a su nombre en el padrón de 1687 y que, según el de 1642, es appellada la alquería redona.

A Jaume Sans, en la lista cobratoria del Equivalente de Vila-real de 1713, se le anota que paga una arroba de oli al moli de Usso.

Lo que prueba que con su familia habita en la alqueria redona. Posteriormente, en el Vecindario de 1730, figurará a nombre de su hijo Juseph Sans de Cabrera y que habitan, según el Equivalente de 1731, la viuda de Jaume Sans y fill.

Por los datos que ofrecen los padrones y por el topónimo que ha llegado hasta nosotros, se puede decir que la alquería redona se trata del actual pany de la Torre.

Así, en el padrón de 1587, se dice que la terra de la alqueria redona es regadiu jusa y afronte ab sedeny de Borriana a Artana y, según el padrón de 1602, limita también ab cami de Borriana a Bechi, sedeny de la alqueria redona, que será el llamado después sedeny del Sol y actualmente la Avenida Mossén Juan Miralles.

Por último, el Ayuntamiento de Vila-real poseía, según el Judiciari de 1691, el moli fariner vulgarment dit del Cap del Terme propi de dita vila, cuyo arriendo sacaba a subasta cada año.

El arrendatario solía arrendarlo, a su vez, a un molinero. La documentación municipal conserva el nombre de los arrendatarios pero no de los molineros, a no ser, como en esta ocasión que se conserve alguna escritura privada entre arrendatario y molinero o que exista algún pleito entre las partes que haya generado algunos escritos.

Así, el 22 de enero de 1709, en el protocolo de Evaristo Ferrando, Jayme Gilabert arrendador del molino del cap del Terme otorga que arrienda y da en renta a Bautista Monso y Teresa Asensi consortes el molino del cap de terme por tiempo de un año.

En el mismo protocolo, Gerónimo Año arrendador del molino de arina del cabo del termino de esta presente villa, va en contra Bautista Monso rearrendador del dicho molino en fecha de 22 de enero de 1708.

Gracias a estas noticias podemos establecer que, en los años 1708 y 1709, Bautista Monsó estuvo de molinero del molino del cabo del Termino (A.M.V. nº 1873).

Por otra noticia, que entresacamos del protocolo de 1715, sabemos que Vicente Beltrán y Jusepha Gil consortes estarán de molineros en el año 1710.

A pesar, no obstante, de las escasas noticias acerca de los molineros del molino de Cap del Terme, nos consta que, de antiguo, ha sido uno de los lugares del término que habitualmente ha estado habitado.

Para terminar, añadiremos, como dirá fray Diego, que otros prodigios como éste han experimentado muchas veces; y dicen es público, y notorio en todo el Termino de Villarreal, y con especialidad en todos los Terratenientes de la Partida de Bonretón, donde está nuestra Alquería.

*

0 respostes

Deixa una resposta

Vols unir-te a la conversa?
No dubtis a contribuir!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.